27 ago 2021 Publicado en: Outdoor Columbia
Cómo mantenerte caliente en este invierno.

Cuando llega el frío, hay dos tipos de personas: las que abren las puertas y salen corriendo para explorar las maravillas invernales que las rodea y las que miran desde la ventana. Si quieres estar en el primer grupo, necesitas saber cómo mantenerte abrigado; es el conjunto de habilidades lo que distingue a las personas que disfrutan de las aventuras invernales al aire libre de las que pasan todo el tiempo deseando estar en casa, bebiendo chocolate caliente al costado de una chimenea.

Tanto si ya eres un aventurero invernal como si eres alguien a quien le gustaría serlo, pero tiendes a encontrarte atraído por el acogedor calor de una chimenea, aquí hay algo que puedes saber. A continuación, los mejores consejos para mantenerse abrigado en cada actividad:


10-01-27056-col-us-og-staywarmth.jpeg


TRAIL RUNNING Y EJERCICIO

No olvides abrigarte en capas: un gran desafío para hacer ejercicio al aire libre en invierno es que cuando sales de casa por primera vez, hace mucho frío. Sin embargo, cuando hayas hecho algunos lunges o hayas empezado a realizar trail running, estás sudando. Esta es la razón por la que las capas son una parte tan importante del cardio en invierno. Para obtener los resultados más acogedores, comienza tu entrenamiento con una casaca para ejercicios de alta calidad e incorpora una capa intermedia transpirable debajo que te puedes quitar cuando comiences a tener calor.

Trae una casaca impermeable: según el especialista en running de Columbia Sportswear, Derek Scott, una casaca impermeable para la lluvia puede ser la prenda más importante que necesitas para correr en invierno. "Es liviana, se puede empacar fácilmente, bloquea el viento y la lluvia y lo protegerá más que una casaca más pesada y gruesa".

Trae guantes: ya sea que esté haciendo sentadillas en el parque o corriendo por trail fuera de la ciudad, agradecerás haber traído guantes. Además de mantener la temperatura corporal general más cálida, los guantes te permiten tocar el suelo y otras superficies frías, lo que permite entrenamientos más variados.


1-10-01-27056-col-us-og-staywarmth.jpeg


HIKING

Utiliza un sistema de tres capas: a diferencia del trail running, en las que un sistema de dos capas suele ser adecuado, las caminatas y las raquetas de nieve se optimizan normalmente con sistemas de tres capas. La capa base gestiona la humedad y el sudor, manteniéndote seco (y por lo tanto más cálido), mientras que la capa intermedia proporciona aislamiento. Por último, la casaca impermeable te protegerá del viento y la lluvia.

Consume más grasas y proteínas: mientras que las excursiones de verano a veces se inclinan hacia cargas más pesadas de carbohidratos, las aventuras de invierno son mejores con un poco más de grasas y proteínas. Elevar levemente estos niveles le “proporcionará esa quemadura lenta que su cuerpo usa para mantenerse caliente”, según TreeLine Backpacker.

No te sientes tentado a comer nieve: aunque puede parecer más fácil recoger un poco de nieve que hacer una pausa para sacar la botella de agua, no se recomienda comer nieve. Además de la posibilidad de que esté bastante sucio, reducirá la temperatura corporal central y te enfriará.


2-10-01-27056-col-us-og-staywarmth.jpeg


ESQUÍ Y SNOWBOARD

Viste equipo térmico reflectante: en lugar de usar una casaca normal que simplemente atrapa el calor, opta por una chaqueta de esquí o pantalones para la nieve con forros reflectantes Omni-Heat ™. Estos funcionan para reflejar el calor de su propio cuerpo hacia usted, manteniéndolo mucho más cálido y acogedor.

Elija capas más inteligentes: esquiar y hacer snowboard es otra área en la que las capas adecuadas garantizarán que usted sea esa persona cálida y feliz en el telesilla y no esa persona que está sentada a tu lado temblando. Viste una primera capa termo-reflectante y piensa detenidamente si necesita una capa intermedia; calentará cuando comience a bajar, así que no se exceda.

No te guíes por el precio: aunque siempre es bueno encontrar una oferta, a la montaña no le importa si tienes una oferta, sobre todo cuando estás esquiando y practicando snowboard, vestirse sabiamente es muy importante. Si esto significa gastar un poco más en equipo, a menudo vale la pena asegurarse de tener la chaqueta y los pantalones más abrigados y confiables.


3-10-01-27056-col-us-og-staywarmth.jpeg


ALREDEDOR DE LA CIUDAD

Protégete las manos y los pies: si bien las casacas y pantalones abrigados pueden parecer necesidades más obvias durante el invierno, no olvides las pequeñas cosas. Tus manos y pies son partes críticas del rompecabezas de mantenerse caliente, y si tus dedos de los pies están congelados y miserables, todo tu cuerpo se sentirá de esa manera. Tenga un buen par de calcetines, guantes y zapatillas o botas impermeables.

Nunca subestimes el poder de una chalina: cualquier parte de la piel expuesta es una oportunidad para un escalofrío. Las chalinas ofrecen una forma simple y eficaz de mantener el cuello cómodo y agregar un poco de calor adicional.

Manténte alejado del algodón: no hay manera más rápida de sentirse miserable en el frío que usando ropa a base de algodón. Es un conducto para la absorción de la humedad y una receta para la ropa húmeda y fría. Trata de que la mayor cantidad de ropa posible no contenga algodón, incluidas camisetas, sudaderas y pantalones.


4-10-01-27056-col-us-og-staywarmth.jpeg


UNA VEZ QUE ESTÁS DE REGRESO A CASA

¡Felicidades, lo lograste! Ahora que estás de vuelta, no olvides darte una palmadita en la espalda, meterte en tus pantuflas y darte un capricho con una maratón de Netflix.



Publicar comentario